¡Tod@s a una!

Para escribir este post he consultado con amigos… CEOs y Managers de alto nivel, entre otras cosas, les pregunté: ¿Qué cualidades valoras en tu equipo? Y ¿Qué no tolerarías?

Las respuestas, por supuesto, fueron muy variadas. Pero, por si tienes curiosidad, lo que dijeron que debe identificar sin excusas a un equipo directivo es la UNIDAD.  

Mi objetivo con este post no es enumerar las habilidades de un equipo directivo. Creo que cada CEO identifica las que necesita, una muestra más de que realmente es el CEO el que define la cultura de una organización. El post va de qué necesitan antes de lanzarse a identificar qué cualidades debe tener su equipo, y qué hacer cuándo se dan cuenta de que no las tienen….

Benjamin Franklin dijo: “Hay tres cosas extremadamente duras: el acero, los diamantes y el conocerse a uno mismo”.

Aristóteles: “El conocimiento de uno mismo es el primer paso para toda sabiduría”

Y yo, muy humildemente digo: “Si un CEO/Manager no se conoce a sí mismo, no puede esperar conocer y dirigir a su equipo”.

Hablo de la importancia del autoconocimiento en los líderes para poder construir y dirigir un equipo.

El autoconocimiento es una herramienta que puede ayudarte en dos aspectos, en tu propia relación contigo mismo, y en la relación que mantienes con los demás.

En la relación contigo mismo, conocer y reconocer en ti mismo tus cualidades y carencias te hará fuerte, sabio y eficiente. Fuerte porque llegarás a la aceptación propia, sabio porque sabrás reconocer emociones en las situaciones a las que te enfrentes, y eficiente porque podrás definir tus metas.

En las relaciones con los demás, el autoconocimiento se traducirá en identificar a las personas que quieres que te rodeen, a reconocer qué cualidades deben reunir, qué y cuánto puedes pedir a cada uno, y cómo dirigirte a ellos para conseguir tu objetivo.

La segunda parte del post es más complicada…  ¿Qué haces cuándo te das cuenta de que tu equipo no tiene las cualidades que necesitas?

Una situación de desequilibrio en el equipo directivo es una oportunidad perfecta para analizar aspectos de la organización, ¿Cómo se llevó a cabo el proceso de selección? ¿Qué valores se transmitieron? ¿Fuimos capaces de explicar bien los objetivos? ¿Qué aspectos de la personalidad del Manager obviamos o no quisimos ver?

No te conformes con el despido, que a fin de cuentas es la solución fácil. Lo realmente importante es analizar en profundidad por qué se ha llegado a esta situación. Toda situación desafortunada es una oportunidad para mejorar las cosas.  

En dos frases:

  • Tómate tu tiempo para aprender a reconocer quién eres y cómo actúas.
  • Si no tienes el equipo que quieres, rasca hasta llegar al fondo.

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s