A buen amigo, buen abrigo….

Me da la impresión de que me estoy haciendo mayor. Cada vez me gustan más los refranes que me decía mi abuela, eran casi su único método de traspaso de su particular sabiduría vital. Por aquel entonces me daba mucha rabia que me reprendiera con ellos (es que era tan listilla…), hoy sin embargo no hay situación que viva, que no me venga uno a la cabeza para dar sentido a aquello que estoy viviendo. ¿Qué te parecen estos?

Desdichas y caminos hacen amigos

Quien tiene un amigo tiene un tesoro

Amistades que son ciertas, mantienen las puertas abiertas

Amistad por interés no dura ni un solo mes

No, no es que me esté afectando esto de no tener trabajo y empiece a desvariar… este post también tiene sentido dentro de “encontrando empleo”. A través de los refranes, y salvando las distancias entre la vida personal y la laboral, te hablaré de la importancia de tu red de contactos profesional, de cómo entiendo yo todo esto del famoso “Networking”, y cómo me ayuda en esta aventura de encontrar empleo.

Para mí, el concepto Networking (que desde luego no se resume a los contactos que tengo en Linkedin) está íntimamente ligado con la visión de un camino. Desdichas y caminos hacen amigos.

De hecho, mi carrera profesional es un camino que me ha llevado por diferentes puestos de trabajo y empresas.  El común denominador de todas las situaciones que he vivido es que siempre he estado rodeado de personas; unas me han hecho crecer dentro de la organización, otras me han puesto zancadillas, algunas de ellas me siguen acompañando, y a algunas otras les he dicho adiós para siempre.

 Así que, creo que el primer gran reto que tienes mientras caminas profesionalmente es identificar aquellas personas que tú quieres tener a tu lado. ¡Tus amigos de valor! Quien tiene un amigo tiene un tesoro. No olvides para ello reflexionar de nuevo sobre tu propósito, te ayudará a reconocer a aquellas personas que te harán llegar a él.

La única manera de tener una red profesional sólida y duradera en el tiempo es esforzándote primero en compartir tu valor con ellos, aportando de la misma forma que te gustaría que lo hicieran contigo. Si actúas de forma sincera, construyendo, ofreciendo, intercambiando, sin esperar algo a cambio, te aseguro que lo demás aparecerá de forma natural. Amistades que son ciertas, mantienen las puertas abiertas.

No me negarás a estas alturas de tu vida profesional que no notas en seguida cuándo las personas se te acercan por mero interés, ni me negarás tampoco que se te nota demasiado cuándo tú te acercas a alguien por mero interés. Amistad por interés no dura ni un solo mes. ¡Olvídate!, estás perdiendo el tiempo. Céntrate en relaciones sinceras o pásate la vida engrosando la lista de tus contactos invisibles.

Puede que te guste ser adulado, que le des mucha importancia a tener “followers”, que te encante que comenten tus posts en Linkedin, y que estés pendiente de las visualizaciones. Eso no es construir tu red, eso es alimentar el ego, y la consecuencia es depender de los demás, en vez de en tu verdadera fuerza para conseguir tu propósito.

Por último, a todos los que estáis empezando a andar, os recomiendo visión a largo plazo. Buscar empleo se convertirá en una circunstancia temporal más o menos larga en función de todo lo que hayas ido construyendo anteriormente, con paciencia.

A los que, como yo, ya llevamos tiempo en el ruedo, os animo a incluir la generosidad en vuestra vida laboral. El retorno es imprevisible y sorprendente, llega envuelto en papel celofán como si fuera un regalo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s